Las 4 razones que te impiden enamorarte

Actualizado por última vez en: 17 enero, 2018

4-razones-impiden-enamorarte

El amor no es algo sencillo de comprender. Tan pronto viene como se va. A veces puede pasar mucho tiempo hasta que aparece, y para otros parece crecer cada día más.

Por suerte las páginas de citas han entrado de lleno en el terreno de la búsqueda amorosa : los solteros tienen muchas más posibilidad de encontrar el amor.
Sin embargo, aunque las páginas web de citas pueden ser de gran ayuda para tener primeras, segundas e incluso terceras citas, ciertas personas parecen tener dificultades para abrirse al amor.
Cuando todo parece ir bien, hay química, diversión y atracción, ¿qué es lo que te impide enamorarte ?

1# Analizar demasiado los sentimientos

Efectivamente este es un problema de lo más común. Si bien en otros campos el análisis, la observación y la eficiencia a la hora de sacar conclusiones son talentos ideales, en el terreno del amor la jugada puede salir mal. Y es que con los sentimientos a veces resulta difícil razonar y si sacamos conclusiones precipitadas, nos pueden empujar a salir huyendo de una historia de amor que podría haber llegado a ser algo más.
En el amor hay que saber jugar con la espontaneidad y la observación, el dejarse llevar y el saber donde ir.

2# Comparar con experiencias pasadas

He aquí el monstruo que destruye muchas historias de amor prometedoras. La comparación… las experiencias pasadas, ya sean positivas o negativas son ante todo enriquecedoras : aportan experiencia, sabiduría, saber estar… pero ante ninguna circunstancia deben servir como base para la comparación. Nunca hay un amor igual por lo tanto si intentas adaptar una historia de amor a filtros específicos acabarás por destruirle. ¡Aprende de errores y éxitos pasados, pero déjate sorprender por el presente !

3# La dificultad de abrirse a otra persona

Abrirse a otra persona siempre conlleva un riesgo… y poner el corazón al descubierto incluso más aún. Muchos solteros tienen grandes dificultades para dejarse amar y amar. No estar dispuesto a abrirse por completo por miedo a ser demasiado vulnerable es inevitablemente una gran barrera a la hora de enamorarse.
A veces el amor es cómo una partida de black Jack. Hay que arriesgar, nunca sabes cuan cerca de la perfección acabarás, pero sólo probándolo lo descubrirás. Destapa tus cartas y a por ello. Siempre hay tiempo para recuperarse.

4# Estar anclado en la vida soltera

Esta es la parte de la que poca gente habla. Cuando llevas bastante tiempo soltero has ido desarrollando tus costumbres, tus hábitos, tus manías… y no siempre es tan fácil como parece romperlas y adaptarse a nuevas modos de vida. Compartir. Muchas veces es tu propio inconsciente el que te impide enamorarte, reacio a cambiar su modo de vida, reacio ante los cambios.

El amor se improvisa, se alimenta y sobre todo en el amor se arriesga. A fin de cuentas lo que principalmente te impide enamorarte eres tu mismo. Así que ¡Ya sabes por donde empezar !